Noticias

Nuevos datos sobre los mecanismos de las terapias tolerogénicas para reducir la inmunidad agresiva en tratamientos para enfermedades autoinmunes e inflamatorias

Dra. Cristina Ramo-Tello y Dra. Eva Martínez-Cáceres (foto de archivo)Archive photo from 2018 before social distancing measures
Dra. Cristina Ramo-Tello y Dra. Eva Martínez-Cáceres (foto de archivo)
- Investigación

El grupo de investigación de Inmunopatologia, con el Servicio de Inmunología y la Unidad de Esclerosis Múltiple en el Hospital Germans Trias i Pujol, continúan las líneas de investigación para nuevos tratamientos contra la esclerosis múltiple. En su último artículo, publicado en Frontiers of Immunology, examina los mecanismos por los cales las células dendríticas de la vitamina D3 se utilizan para alterar los limfócitos propios de los pacientes para inhibir respuestas autoinmunes.

El sistema inmune es tan complejo que incluso cambios leves pueden provocar que este ataque las células del propio cuerpo, lo cal que provoca enfermedades como la diabetes tipo 1, la artritis reumatoide, las alergias o la esclerosis múltiple, entre otras. Los tratamientos pueden dañar el sistema inmune y hacer que los pacientes sean muy vulnerables a infecciones que deberían resistir fácilmente. Los últimos años, se ha desarrollado una nueva estrategia, las terapias tolerogénicas: se extraen las células dendríticas de la sangre de los pacientes y se alteran para que, en lugar de atacar las propias células, atenúen la respuesta inmune y las entrenan a tolerar de nuevo las células del propio cuerpo. Son terapias con menos efectos secundarios. Esta es una de las líneas de investigación del grupo de Inmunopatología, liderado por la Dra. Eva Martínez-Cáceres en el IGTP, desde hace años.

Ya se han desarrollado muchos ensayos clínicos para probar estas terapias, uno de los cuales se está desarrollando actualmente en el Hospital Germans Trias i Pujol. Son estudios con buenos resultados, incluso algunos apuntan que podrían llevar a la remisión en algunos casos, pero se conoce muy poco sobre los mecanismos exactos que se dan en las células tolerogénicas para impulsar estas mejoras.

El IGTP y el Hospital Germans Trias trabajan en terapias tolerogénicas, en concreto, para la esclerosis múltiple, una enfermedad autoinmune devastadora que es la principal causa de discapacidad neurológica no traumática en población joven, y no tiene cura. La línea de investigación se centra en la extracción de células dendríticas de pacientes con esclerosis múltiple, para tratarles con vitamina D3, que les transforma en inductores de la tolerancia o, como se les denomina, células dendríticas tolerogénicas. Estas se pueden volver a introducir en el paciente para reeducar el sistema inmune y que no ataque las propias células. El estudio lo lidera la Dra. Eva Martínez-Cáceres, jefe del grupo de investigación del IGTP y del Servicio de Inmunología del Área Metropolitana Norte, y la Dra. Cristina Ramo-Tello, jefe de la Unidad de Esclerosis Múltiple en el Hospital Germans Trias.

"Se conoce que las células dendríticas pueden actuar para atacar o para inducir tolerancia, dependiendo de su madurez, y la forma más común de alterarlo es utilizando la vitamina D3. Pero sabemos muy poco sobre los mecanismos detrás del efecto tolerogénico", explica Martínez-Cáceres. "De hecho, este es el segundo estudio que sepamos que estudia esta parte del rompecabezas. Es una información esencial para refinar estas terapias en un futuro y explotar como podemos maximizar los efectos beneficiarios para los pacientes", añade.

En el estudio, recientemente publicado, analizan en profundidad las características de estas células tan complejas y los detalles de como el material genético se traduce a las proteínas que conforman esta composición inmunológica tan específica. "Hemos encontrado que las células dendríticas tolerogénicas han reducido la actividad de las células T, los glóbulos blancos que son responsables de gran parte del ataque inmunitario", explica la Dra. Ramo-Tello. "Hemos visto como se ha reducido su actividad así como la producción de interferón- ɣ, un mensajero importante del sistema inmune. También hemos destacado la importancia del gen JUNB en este proceso, lo que significa que podría ser importante como biomarcador. Los biomarcadores son esenciales para seguir el progreso y eficacia de los tratamientos tolerogénicos y, por ahora, no tenemos de fiables, así que es un descubrimiento importante", concluye.

Este estudio ha sido financiado por el Instituto de Salud Carlos III junto con el Fondo de Desarrollo Regional y la agencia AGAUR de la Generalitat de Catalunya. También forma parte de la participación de las investigadoras en el proyecto europeo H2020 ReSToRE, que se centra en el desarrollo de tratamientos para la esclerosis múltiple utilizando la vitamina D3 para producir células tolerogénicas.

Artículo original

Vitamin D3-Induced Tolerogenic Dendritic Cells Modulate the Transcriptomic Profile of T CD4+ Cells Towards a Functional Hyporesponsiveness

Juan Navarro-Barriuso, María José Mansilla, Bibiana Quirant-Sánchez, Aina Teniente-Serra, Cristina Ramo-Tello and Eva M. Martínez-Cáceres. Front. Immunol., 20 January 2021  https://doi.org/10.3389/fimmu.2020.599623