Noticias

Los parásitos de Plasmodium vivax están presentes y provocan cambios en la médula ósea en las infecciones de malaria

Presence of P. vivax parasite in bone marrow. Author: Carmen Fernández-BecerraPresence of P. vivax parasite in bone marrow. Author: Carmen Fernández-Becerra
Presence of P. vivax parasite in bone marrow. Author: Carmen Fernández-Becerra
- Investigación

Tres grupos del IGTP han colaborado con distintos grupos en Brasil en un estudio del parásito Plasmodium Vivax. El artículo, que se he publicado en el Journal of Infectious Diseases, demuestra la presencia de P. vivax en la médula ósea durante las infecciones, hecho que ha causado controversia hasta el momento. También han mostrado que altera la producción normal de glóbulos rojos, además de cambiar la respuesta inmune.

Hernando A del Portillo, profesor ICREA, y Carmen Fernández, los dos en ISGlobal y coliderando el grupo Plasmodium vivax and exosome research (PVREX) en el IGTP; Maria Pilar Armengol, de la plataforma de Genómica traslacional, y Lauro Sumoy, de la plataforma de Genómica de Alto Contenido y Bioinformática, han contribuido en un artículo publicado en el Journal of Infectious Diseases.

El grupo PVREX ha publicado distintos trabajos sobre P. vivax en el bazo, pero hasta ahora no se había demostrado inequívocamente su presencia en la médula ósea. Plasmodium vivax se encuentra en muchos países y es responsable de por lo menos 7 millones de casos de malaria cada año, causando patologías muy graves o la muerte. Tiene un ciclo de vida complejo y puede esquivar las defensas del cuerpo; las formas inmaduras se esconden en el hígado y reaparecen para provocar una recaída, de forma que la mayor parte del tiempo no se detecta en sangre. Conocer más a fondo como se comporta en la médula ósea puede dar pistes de como combatir la enfermedad.

Para este artículo se estudió la médula ósea de 7 pacientes durante un ataque agudo de malaria, y 42 días después de su tratamiento con fármacos. El equipo extrajo células y llevó a cabo estudios para identificar si el parásito estaba presente y como afectaba el funcionamiento de los genes en las células de la médula ósea, que producen glóbulos rojos, entre otras funciones. Han encontrado que el parásito, efectivamente, está presente en la médula ósea durante las infecciones y que afectaba la función de los genes necesarios para la producción normal de glóbulos rojos, de forma que se producen menos. También tenía afectaciones a los genes responsables de una respuesta inmune correcta.

" Se trata de un estudio que prueba un hecho muy debatido desde 1894", explica del Portillo, uno de los investigadores que diseñó la investigación. "Hemos demostrado que el parásito de P. Vivax sí que se encuentra en la médula ósea durante las infecciones, así como en las partes del cuerpo que ya conocíamos y que está alterando las funciones normales de este tejido. Otro lugar por donde puede escapar la detección y el tratamiento, y que se debería abordar", concluye.

Artículo original

J Infect Dis, 2020 Jun 18. doi: 10.1093/infdis/jiaa177. Online ahead of print.
Morphological and Transcriptional Changes in Human Bone Marrow During Natural Plasmodium Vivax Malaria Infections. Marcelo A M Brito et al.